Frases del libro Plan bb

Te comparto algunas frases del libro Plan bb, LA MANIPULACIÓN DEL MILAGRO DE LA VIDA, lanzadas por Ediciones Urano como parte de una campaña.

¡DISPONIBLE EN LIBRERÍAS Y PUNTOS DE VENTA EN MÉXICO!

La versión digital del libro la puedes obtener a través de la siguiente liga:

http://www.gandhi.com.mx/plan-bb-0a6a34

Si prefieres el libro impreso, lo puedes ordenar y te llega hasta tu casa, ¡a cualquier parte del mundo! Haz click aquí:

http://www.gandhi.com.mx/plan-bb

Lee la sinopsis del libro en:

https://letrasenfocadas.com/2014/11/10/plan-bb-infertilidad/

¡Gracias por decidir convertirte en mi cómplice!

  /helgavaldesautora     @helga_valdes

Anuncios

Lectura de almas

lectura almas

Las imágenes se tomaban en tiempo real, pero capturaban la vida futura de las almas retratadas.

Daphne sabía, a través de sus fotografías, en qué o en quién reencarnarían sus compañeros de vida, en la vida siguiente. No le gustaba hacer uso de esa información, ella misma le tenía respeto a lo que descubriría y, más aun, a lo que podría hacer con ello.

Sabía que su hermano menor reencarnaría en un androide de cuatro patas que fungiría como mascota de una adinerada familia; al menos tendría espacio para jugar a la pelota. Su padre sería el líder de una nueva nación que se erigiría para fomentar el humanitarismo y la equidad social, a pesar de los avances tecnológicos en el año 2356. Su abuela descendería a sirvienta robótica de un asilo de ancianos atendido únicamente por entes mecánicos; y así… de cada persona de la que capturaba una fotografía, tenía la capacidad de ver, a través de la imagen, su próspera o miserable vida futura.
No se atrevía a ver en qué o en quién reencarnaría ella. Vivía su vida lo mejor posible para ascender a la etapa sucesiva. Estaba consciente que si cumplía con las normas de su sociedad, reencarnaría en alguien mejor y, en dos o tres vidas más, ya no tendría necesidad de regresar al orbe: formaría parte de los seres superiores que emiten radiaciones para alumbrar el planeta. Así era Daphne: una soñadora que empalagaba con su buena voluntad.

Sigue leyendo

Un nuevo lunar

lunar copia

Norma se sorprendió al ver en la pantalla de su celular el nombre de su hermana. Sólo hablaban en Navidad o para felicitarse el día de su cumpleaños. Ya sea que Lisa telefoneara a Norma, o viceversa; pero fuera de esas dos veces en el año, casi nunca hablaban y, ese día, era un día cualquiera.

-¿Lisa?
-Hola, hermana, ¿cómo estás?
-Sorprendida por tu llamada, ¿todo bien?
-Pues… me gustaría verte. ¿Estás en la ciudad o sigues refugiada en esa granja de tercera?
-Sí, Lisa. Sigo en mi granja de tercera, como tú la llamas –respondió Norma con una voz irónica-. ¿O es que había otra alternativa, además de fugarme a escondidas, para que Leandro no terminara matándome?
-Ay, hermana, cómo me gustaría que el destino que mamá eligió para ti hubiera sido otro.
-A mí también, pero ya ves. Se aferró a casarnos con hombres adinerados que estuvieran a nuestra altura y mira lo que me salió en la tómbola: un borracho y golpeador empedernido. En cambio a ti, la suerte te sonrió, Lisa.
-Sí, no me puedo quejar; Carlos es un gran hombre y no me va nada mal.
-Pareciera que siempre fuiste la consentida no sólo de mamá, sino del universo. ¿Cuáles son tus problemas? ¿Decidir si vas de compras a Nueva York o a Milán? ¡Qué dilema! Mientras, yo tengo que resolver si ordeño a la vaca pinta, voy por los huevos al gallinero o…
-Me gustaría verte –interrumpió Lisa de manera intempestiva.
-¿Y eso?
-Necesito verte –esta ocasión Lisa fue más enfática.
-Claro, hermana; pero ya sabes que es complicado para mí ir a la ciudad. Si alguien le avisa a Leandro que estoy ahí, no la cuento.
-No te apures, yo iré.
-¿Tú? ¿En mi granja de tercera? –Norma dejó escapar una sonora carcajada antes de continuar-: Ay, chula, pues nada más no te vengas en tacones ni traigas tus mejores atavíos porque ya sabes que aquí lo único que hay es estiércol.
-Lo sé –la voz de Lisa se oía lastimosa y triste.
-¿Pasa algo grave?
-Ya te lo diré cuando estemos juntas.

Sigue leyendo

Plan bb, LA MANIPULACIÓN DEL MILAGRO DE LA VIDA

Portada Plan b letras enfocadas

¡YA ESTÁ DISPONIBLE EN LIBRERÍAS Y PUNTOS DE VENTA EN MÉXICO!
La versión digital del libro la puedes obtener a través de la siguiente liga:
http://www.gandhi.com.mx/plan-bb-0a6a34

Helga se topa contra la pared cuando emprende, junto a su esposo, la búsqueda de su felicidad: ¿un hijo? Ante un inesperado problema orgánico, que se torna en el dolor de cabeza de esta pareja en el México actual, los protagonistas se ven envueltos en un turbulento vórtice que los lleva a conocer el límite de sus capacidades como pareja y como seres humanos, para tratar de echar de la casa a la pariente incómoda que no fue invitada: la infertilidad.

Sigue leyendo

En el bar de al lado

cropped-love-acts.jpg

(No apto para mochos ni persignados. No está tan hardcore; pero que no digan que no avisé).

Las bocanadas de humo le irritaron los ojos haciéndola voltear. Pensó que se trataría de algún hombre gordo en busca de placer; pero no, se quedó pasmada ante lo que se encontraba a tan solo dos metros de ella.

Se llevaba el cigarro a la boca con tal exquisitez que, aunque ella no fumaba, se le antojó inhalar el humo que salía de esa boca pintada de rosa. Los guantes de seda negra, que le llegaban hasta los codos, con seguridad estaban impregnados del fétido aroma que deja el cigarro en la ropa; pero las pulseras imitación perla, sobre los guantes, lo compensaba.
Un sombrero negro de fieltro cubría su negra y lacia cabellera que le llegaba hasta los hombros, dándole un aire misterioso que más la atrajo. El corsé rosa fucsia hacía ver más estrecha su cintura y desbordaba sus redondos senos. Las piernas parecían más largas gracias a los tacones de aguja y a las medias de red que traslucían la piel tersa de sus muslos. Entre el corsé y las medias, una diminuta pieza de tela negra cubría su pubis.

Sigue leyendo