Absoluta confianza

el mensaje

—Encontré su mensaje en la puerta de mi automóvil. Necesito de sus servicios.
—Muy bien, ¿ya los tiene listos?
—Así es. Pero voy a requerir que algunos queden fijos con cinta.
—Aumentaría el costo, doña.
—¿A cuánto ascendería?
—Mil más.
—Está bien, tengo el presupuesto necesario. Lo importante es contar con alguien que los distribuya.
—Cuente conmigo, jefa. ¿En qué zona sería la entrega? Si es en diferentes zonas, el precio es más elevado.
—Unos en la colonia Lomas y otros en Pedregal.
—Tendría que aumentarle mil más.
—Ya le dije que el dinero no es problema.
—¿Pa´ cuándo quiere el trabajito terminado?
—La mitad el sábado y la otra mitad el domingo.
—Auméntele dos mil más, son dos días. Sigue leyendo

Anuncios